7 500,00 € .

Autor: CANCILLERÍA DE GRANADA

EJECUTORIA DE HIDALGUÍA OTORGADA POR LA SALA DE HIJOSDALGO DE LA REAL CHANCILLERÍA DE GRANADA A JUAN DE SOSA Y SU FAMILIA, VECINOS DE LA CIUDAD DE MEDELLÍN

Materia: Manuscrito. Ejecutoria de Hidalguía.

Contenido: Pleitean entre 1553-1556 con el regimiento de Medellín, que los había incluido en el censo de pecheros. Los demandantes se consideraban de linaje hidalgo, y ven conculcados sus privilegios estamentales.

Año, lugar: 17 de septiembre, 1562, Granada.

Otorgante: Real Chancillería de Granada.

Beneficiario: Juan de Sosa y sus hermanos Francisco de Sosa y Leonor de Sosa, hijos de Francisco de Sosa.

Soporte: Manuscrito sobre vitela. Primeras dos página iluminadas; letras capitales iluminadas y retrato real en las clausulas sancionales.  24 pliegos en vitela doblados en 48 folios pautados y cajeados aprox. 30x22cm (caja del texto 22,5x12,5cm) de los cuales los 48 escritos a ambas caras. Encuadernación en terciopelo rojo (posterior)

Páginas iluminadas: Capital habitada (D) fitomorfa, elaborada con hojas de acanto nacientes de jarrones, cerrada por la testa de un león anillado. Orlando a la purísima coronada por angelotes, la letra se eleva y resplandece sobre las nubes del cielo. Todo en tonos celestes y rosa palo con detalles dorados. “ON PHELIPE” en motivos arquitectónicos y acantos en oro sobre fondo azul añil con filigrana bermellón. Región interior de las letras en bermellón con filigrana plateada. Dos orlas laterales de grutescos a la italiana en candelieri con fondo dorado flanquean el escudo. Son mascarones, putti portando zaleas, cornucopias, guirnaldas, figuras teriomórficas, bicéfalos, quimeras... A los pies de dos gigantes, una basa tiene fechada la ejecutoria (1562), y en la simétrica de la siguiente página el iluminador escribió SIOSA (quizás voz antigua del apellido Sosa).

Blasón del linaje Sosa: Escudo cuartelado. Por parte del abuelo paterno, cabeza cortada sangrante de moro y mano con daga sobre sinople; por parte de abuelo materno cinco escudos azur con cinco roeles de plata sobre fondo de plata; por parte de abuela paterna, cinco calderos plateados sobre gules (¿apellido calderón?); y por parte de abuela materna dos lobos y un madroño sobre azur. Bordura con conchas de vieira y cruces de san Andrés sobre fondo dorado. En la parte superior la divisa *SI*O*SA*. Lambrequines dorados y azur rematados con hojas de acanto y mascarones azulados. Todo el blasón sobre fondo de gules con filigrana vegetal blanca.

La página derecha, también iluminada, responde de forma simétrica a la de la izquierda en la decoración de las bandas o cenefas perimetrales. De nuevo se iluminó con grutescos a la italiana en todo el perímetro, dejando una pequeña caja de texto con el resto de Intitulaciones de Felipe II, y un gran espacio central con la característica escena de Santiago Matamoros propia de este tipo de documentos. Se trata de una alegoría del triunfo de la palabra verdadera sobre la falsedad -relativo al triunfo en el pleito por parte de los demandantes, que ponen de manifiesto que han triunfado con su verdad-.

La escena muestra a Santiago en primer plano con armadura y capa, montado sobre su caballo blanco. El santo, amenazante con su espada, logra la retirada de los soldados moros. En el suelo, uno ha caído derrotado y desarmado. En el fondo de la escena puede intuirse una ciudad y unas formaciones montañosas con fortificaciones pintadas en tonos azules siguiendo técnicas pictóricas del momento. Los colores predominantes son el añil, el blanco, los tonos verdosos y carne. Se emplean dorados para los detalles de las armaduras, la guarnición del caballo y los escudos y espadas.

Capitales iluminadas: Distintos colores. Motivos vegetales y arquitectónicos en dorado sobre fondo añil o bermellón decorado con filigranas vegetales blancas. La P capital del apartado de clausulas sancionales conminatorias (también en dorado con los referidos motivos y sobre fondo añil con motivos vegetales blancos) está habitada con el retrato real de Felipe II. Este retrato es de especial interés al ir el rey vestido “a la portuguesa” con sombrero luso. El retrato, solemne y bien cuidado en los detalles del rostro, es algo ambiguo. Bien parece Carlos I mas que Felipe II, pero puede explicarse por haberse tomado de algún grabado o retrato, lo cual llevaría al iluminador a cierto grado de libertad en la representación al no conocer la imagen real. Se trata de un Felipe II densamente barbado y con los rasgos característicos de los Habsburgo. El rey, vestido de negro con filigrana dorada, luce capa de armiño y cetro. El fondo es bermellón con rallado horizontal de líneas doradas

Conservación: Buena. Pergamino bien hidratado y estado correcto. Colores vivos y dibujo de calidad de escuela italiana, aunque algo oscuro el pergamino de dichas páginas. Carece del sello de plomo pendiente de Felipe II.

DISPONEMOS DE MAS INFORMACIÓN EN EL APARTADO DESCARGA O CONSULTANDO A LA LIBRERÍA.

PSSS1

AutorCANCILLERÍA DE GRANADA
Año de impresión1562
EstadoBien
Lugar de impresiónGranada
EncuadernaciónTapa dura

Guardar como PDF

Productos relacionados